Juegos al aire libre

juegos al aire libreEn el día a día y las rutinas, suele ser difícil encontrar espacios para que los pequeños de la casa realicen actividades recreativas, especialmente en espacios al aire libre.

Es cierto que las consolas y los ordenadores han tomado un espacio considerable en sus vidas, pero los juegos al aire libre siguen siendo estupendos porque estimulan el desarrollo de los más pequeños, por lo que es muy importante seguir fomentando los juegos al aire libre y así que tengan un crecimiento pleno.

El juego en los niños es fundamental y es una actividad de desarrollo integral, que permite al niño o niña dar rienda suelta a su desarrollo personal y social. Gracias a los juegos, el niño puede desarrollar y estimular su imaginación, su personalidad y sus funciones motoras, además de su interacción con cada uno de los elementos que le rodean. Los juegos mantendrán al niño no solo feliz y contento, sino también abierto y motivado para el aprendizaje y con mayor confianza en sí mismo.

¿Por qué son tan recomendables los juegos al aire libre para los niños?

Hoy en día los juegos son parte de las estrategias educativas, padres y educadores saben que aprender jugando mantiene la motivación de los niños y aumenta su receptividad. Los juegos para niños al aire libre promueven áreas intelectuales, físicas y sociales, por ello son altamente recomendables y tienen muchos beneficios para los niños.

Los niños que juegan al aire libre a menudo:juegos en el mar y la playa

  • Se sienten tranquilos y se expresan con mayor facilidad.
  • Mejoran sus relaciones con otros niños.
  • Aprenden sobre responsabilidad y desarrolla el juicio.
  • Desarrollan su imaginación e incrementan su creatividad.

Y lo logran al desarrollar, según Josué Llull, profesor de la Universidad de Alcalá y autor de El juego infantil y su metodología”, seis aspectos fundamentales cuando realizan actividades al aire libre con otros niños:

  1. Rendimiento y desarrollo físico: Por medio del juego, los niños desarrollan y fortalecen sus músculos y mejoran su capacidad de sincronizar movimientos. Saltan, corren, y al hacerlo liberan tensiones y previenen problemas de salud relacionados con el sedentarismo.
  2. Intelectual: Resolver situaciones inesperadas, generar y cambiar estrategias son capacidades desarrolladas en los niños durante el juego al aire libre; les permite comprender mejor las situaciones.
  3. Creativo: La memoria y la concentración es estimulada (recordar las normas, la raíz sobresaliente, etc) potenciando la capacidad de los infantes a recrear lo aprendido en nuevos escenarios. El deseo de jugar con otros le hace obtener diferentes perspectivas, ayudándole a comprender el pensamiento simbólico.
  4. Emocional: Asimilar las situaciones experimentadas durante el juego ayuda a reaccionar y superar momentos traumáticos como una caída o una derrota.
  5. Social: La posibilidad de interactuar con otros niños para reafirmar sus habilidades y adaptarse a otras, además de regirse por normas de convivencia y buscar soluciones en equipo promueven niños sociables.
  6. Cultural: El juego obliga a imitar patrones culturales ligados a la zona donde vive o la época del año que le ayudarán entender e identificarse con su contexto.

¿Cuáles son las ventajas de los juegos de al aire libre?

El exterior tiene otras ventajas que, sumadas al juego, pueden servir para mejorar el nivel de bienestar de los más pequeños. Los juegos para niños en exteriores pueden servir para:

  • Mejorar su relación con el medioambiente, debido a que jugar con patinetedescubre texturas, nuevas plantas, insectos u otros animales que le permiten tomar conciencia sobre el mundo que les rodea y la empatía que puedan asumir.
  • Recibir la vitamina D proveniente de los rayos del sol, que les ayuda a asimilar mejor el calcio en los huesos.
  • Disminuir la posibilidad de enfermedades respiratorias, ya que los niños pueden respirar aire puro y desarrollar de manera óptima los pulmones.
  • Reducir el riesgo de miopía al obligarles a enfocar, reconocer nuevostonos en los colores y en general mantener el buen estado de los músculos oculares.
  • Eliminar el estrés, pues el contacto con la naturaleza los hace liberar “hormonas de la felicidad”.

Además de todos estos beneficios, los paseos al aire libre son una invitación a cuidar de la naturaleza y el mundo que nos rodea, pues los expone a elementos como la tierra, las piedras, el campo, los árboles, los prados, ríos, caminos y paisajes que muy pronto admirarán.

Si como Padre fomentas los juegos y paseos al aire libre, a través de excursiones, deportes, etc como parte de la rutina familiar, podrás ayudar a tus hijos a que desarrollen nuevas habilidades, algo que se traducirá en enormes beneficios para tus hijos. Los niños que aprecien la naturaleza hoy, serán los adultos que cuiden el medioambiente mañana, y estas enseñanzas son además una gran forma de enseñarles valores como la importancia y el respeto por el entorno y la naturaleza.

Encuentra los mejores juguetes

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)